5 razones para estudiar fotografía en serio

5 razones para estudiar fotografía en serio

COMPARTIR
estudiar fotografía

¿Te crees fotógrafo por tus cientos de selfies y por tus miles de fotos tomadas con el celular?

Clásico: te gusta tanto tu pasatiempo que crees que puedes hacerlo una forma de vida. Para muchos, este es el caso de la fotografía.

La fotografía puede ser un hobby o pasatiempo que fácilmente puedes convertirlo en tu profesión. Mientras más mejores tu técnica, mayores probabilidades tendrás de hacer fotos increíbles y por lo tanto, de tener más trabajo. Además de ser una expresión artística, la fotografía es una disciplina donde actualmente encontrarás una gran diversidad de cursos, talleres y carreras para aprender a manejar tu equipo.

¿Dudas? Aquí te van algunas de nuestras razones favoritas para estudiar fotografía:

1.Siempre hay trabajo. A diferencia de otras profesiones, siempre encontrarás gente que quiera preservar sus recuerdos o documentar momentos importantes. Incluso en la actualidad donde todo mundo carga consigo una cámara en su celular, habrá momentos donde ser requerirá de un profesional que pueda capturar esas imágenes.

2. Puedes empezar de manera autodidacta. Si no te has decidido por alguna escuela, la fotografía permite que empieces tú mismo a experimentar por tu cuenta. Por ejemplo, hacer una serie de fotos a un mismo objeto con diferentes velocidades de obturación, apertura y diafragma te permitirá ir viendo cuál arroja mejores resultados.

3. Desarrolla competencias transferibles. A través de la fotografía desarrollarás competencias adaptables a otras áreas de tu vida. La más importante de ellas: comunicación. Ya que dominarás el poder interpretar y transmitir mensajes, en este caso, a través de tus fotos.

4. Sacarás jugo de ese “buen ojo” que tienes. Si siempre te han dicho que tienes “buen ojo” y una visión distinta a los demás, estudiar fotografía te dará la oportunidad de sacar provecho de tu habilidad. Ya que además de contar con un equipo fotográfico y con buena técnica fotográfica, necesitarás esa visión artística para tus fotos.

5. Puedes trabajar totalmente independiente. No estarás amarrado a un escritorio (a menos que tu trabajo de post producción fotos digitales sea intenso) y no tienes que buscar compañeros, ni socios, ni oficinas para empezar a trabajar.

Si has decidido que esto es lo que quieres hacer, necesitas prepararte para ser todo un profesional. Actualmente hay muchísimas escuelas donde enseñan exclusivamente fotografía. Por ejemplo, y solo por mencionar dos de las mejores, en la Ciudad de México puedes encontrar la Academia de Artes Visuales (AAVI) que ofrecen cursos para fotógrafos aficionados, profesionales y cursos de especialización o también está la Escuela Activa de Fotografía donde encontrarás la carrera de Fotografía (o para que “estudies en serio” como ellos dicen). De igual forma para practicar o para hacer tus primeras fotografías encontrarás a la mano muchos foros que puedes rentar por hora para hacer tus primeros trabajos.

¿Quieres empezar por lo básico? Prueba este curso gratuito de Composición fotográfica de Udemy, donde explorarás desde temas como la de regla de los tercios hasta la forma en que el ojo viaja a través de una foto. Los únicos requisitos son contar con una cámara y muchas horas de práctica.

¡Cuéntanos cómo te va!

 

Comentarios