Internacional

Internacional

Estudiar en España

Estudiar en españa

España es de las principales opciones de los estudiantes mexicanos que deciden salir del país a estudiar un posgrado, y 30% de los estudiantes mexicanos de MBA en el extranjero lo hacen en aquel país. No sólo es por el idioma sino que España ofrece programas de posgrado y especialización con niveles académicos de un nivel muy competitivo y representa la puerta de entrada al mercado académico, laboral y profesional de la Unión Europea. Además, España es un país que tiene muchas opciones de becas para estudiantes extranjeros y, aunque la crisis económica que atravesó el país desde hace algunos años redujo su número, aún hay una oferta importante sobre todo para estudiantes latinoamericanos.

En 2009 yo decidí estudiar un Máster en España y lo elegí básicamente por tres razones: el programa académico, la oferta de becas y la amplia variedad de nacionalidades de los alumnos que estudiaban ese posgrado. Si bien no sería una oportunidad para perfeccionar el inglés, sí lo sería para aprender. Esto dada la increíble mezcla de culturas con las cuales compartiría el aula y la vida durante mi estancia en Madrid.

María Inés Fernández, de nacionalidad argentina,  llegó a España en 2003 a estudiar y desde entonces se quedó a vivir allá. Actualmente es la Coordinadora Académica del Máster en Acción Política (MAP) – el que estudié yo- que la Universidad Francisco de Vitoria ofrece año con año. Platiqué con ella para que, desde su perspectiva, nos contara a todos los Ocupados un poco de cómo es estudiar en España.

¿Por qué estudiar en el extranjero?

Estudiar fuera de tu país es una experiencia académica y humana inmejorable. No solo te permite aprender muchísimo más sobre contenidos que quizá tengas desarrollados en tu país, sino que te permite entrar en contacto con personas de otras culturas, de otras formas de pensar. Yo soy de Ciencias Políticas, entonces me ha valido para poner mis propios parámetros en evaluación bajo otros criterios, con otros barómetros y bueno, aprender por supuesto, cosas nuevas.

Como latinoamericanos, ¿cuáles crees que sean nuestras fortalezas y cuáles nuestras debilidades al estudiar a Europa?

La fortaleza que tienen todos los chicos latinoamericanos es que somos muy arraigados a nuestra cultura. Uno siempre se encuentra con mexicanos, con argentinos y son muy orgullosos de ser ellos mismos y de mostrar algo de cada uno de sus países. Creo que cuando los latinoamericanos estudiamos en el extranjero, mostramos parte de nuestra tierra y nos sentimos embajadores de la misma.

¿Crees que se necesitan competencias específicas para estudiar en el extranjero? Si sí, ¿Cuáles consideras las más importantes?

Bueno, fundamentalmente inglés, eso es seguro, para comunicarse los más ampliamente posible con la mayor cantidad de personas. Pero todo lo demás se aprende, se aprende en el camino y eso es lo que resulta más importante resaltar: las competencias que adquieres de estudiar en el extranjero.

Tú, decidiste quedarte en un país diferente al tuyo, ¿si tuvieras que mencionar aquellos aprendizajes más importantes de vivir fuera de tu país, cuáles serían?

Desarrollar una segunda familia latinoamericana y sobre todo revalorizar o reestudiar todos mis propios aprendizajes bajo otros prismas.

¿Qué consejo les darías a todos aquellos chicos que quieren irse fuera de su país a estudiar?

La primera es que seleccionen el programa académico en el que se quieren formar ateniendo a los criterios de convalidación de su país de origen. La Unión Europea está llevando un proceso de normalización de todos los estudios en el espacio de educación superior europeo y muchas veces sucede que al volver a América Latina quizá todos los estudios no puedan reconocerse de forma inmediata. Esa sería una recomendación. A todos aquellos que van a estudiar en el extranjero, los animo a que asuman esta aventura que es algo muy positivo. Solo suma. La puerta de estudiar en el extranjero es inmensa y la oportunidad es magnífica.

Justo ahora, este Máster está en proceso de admisión y ofrece becas a estudiantes latinoamericanos. Si te interesa, puedes consultar aquí la información del programa y aquí para la información de las becas.

Así que ya lo sabes, si te ronda por la cabeza estudiar en España, no lo pienses más e infórmate sobre programas, requisitos y procesos de admisión para que lo hagas. Créeme, no te vas a arrepentir.



8 ventajas de estudiar en el extranjero

Si estás pensando hacer una maestría en el extranjero o tomar una que incluya algún tipo de intercambio, me queda claro que la experiencia que adquirirás te dará muchas competencias y una experiencia global que hoy en día es básica para cualquier empresa. Si bien hay muchas opciones y tienes que pensar siempre en la relación costo/beneficio, aquí te presento 8 ventajas de tener una experiencia internacional:

1. Resolución de problemas

De entrada te vuelves una persona más independiente. Aunque puede sonar como lugar común, cuando enfrentas un problema en el extranjero, utilizas tu propia iniciativa antes de consultar a alguien más. Digamos que sales de tu zona de confort y debes pensar de una manera mucho más estratégica.

Experiencia: “La diferencia con México es el sistema de educación porque te enseñan a pensar de manera distinta y a ser más independiente porque el método es muy autodidacta para el estudiante. A comparación del mexicano que es mucho de seguir la guía del maestro y de repetir las teorías o enseñanzas impartidas durante el posgrado” –Rodrigo Morrison (MSc en Environment and Sustainable Development, Universidad de Glasgow).

2. Comunicación con otros

Una de las competencias más importantes y escasas en el mundo laboral, es aprender a trabajar en equipo. Una experiencia internacional te enseña muchos skills básicos como capacidad de síntesis, saberte vender, mejorar tu capacidad para comunicar una idea o un producto. No siempre estarás trabajando con personas de tu misma nacionalidad, y créeme, la manera en que cada uno se comunica es muy diferente.

Experiencia: “Desarrollas habilidades de síntesis, te tienes que presentar en todas las clases. En lo académico tienes que leer mucho y sacar key/learnings o los highlights. Escuchas y defiendes tus ideas además de venderlas y hablar en público”— Fernanda Rojas (Maestría en gestión comercial y dirección de marketing, Madrid)

3. Adaptabilidad

Es cierto que unas personas son más adaptables que otras, sin embargo, esta competencia es necesaria en cualquier empresa. Así como no eliges con quién trabajar, al estudiar en el extranjero trabajarás y convivirás con gente muy diferente a ti. Recuerda que es mucho más fácil que contraten a un candidato que esté abierto a los cambios.

Experiencia: “Entras a una cultura y lenguaje diferentes de donde te criaste y te estás relacionando con profesores y compañeros de distintos países” — Andrés Clarke (Maestría en Análisis Internacional en Políticas Públicas, Bath, Reino Unido).

4. Networking

Conocer gente siempre te va ayudar en la vida. Pero más aún si lo haces en otro país, y qué mejor que sea con un grupo donde compartes cosas en común. Si tu tirada es emprender o estar en el mundo de los negocios, bien podrías comenzar a detectar a tus futuros socios o compradores, o aprender de ellos.

Experiencia: “Lo que te queda es el networking que formas con tus propios compañeros; la intencionalidad de formar redes y grupos. En esta maestría (Dirección de Empresas IEDE de la UVM), es la dirección de programa quien forma los equipos. Así es en la vida real, tú no los eliges. Te obliga en cada proyecto a trabajar con gente diferente” –Gerardo Ducovsky (Director de Desarrollo Profesional de UVM)

5. Interculturalidad

Aprender la forma de pensar, comer, actuar, hablar y trabajar de otra cultura, crea un espectro más grande sobre cómo funciona el mundo globalizado. Existen muchas cosas de protocolo que solo se aprenden viviendo fuera y tratando a gente de otras culturas.

Experiencia: “En Hong Kong aprendí las formas en que se hacen negocios…en México cuando llega un estudiante extranjero somos bastantes sociables. Allá saben que te vas y no harán negocio contigo, entonces mejor lo hacen con alguien local” –Ricardo Weder (MBA en Mannheim, Alemania con intercambio en Hong Kong)

6. Manejo eficiente del tiempo

Muchas veces el irte a otro país se traduce en fiesta, noches de desvelo y muchos amigos. Sin embargo, al estudiar una maestría esto resulta complicado. Como seguramente querrás tener tiempo para poder viajar y conocer más sobre ese país, definitivamente necesitas poder organizar tu tiempo y tareas de forma eficiente. Trabajos en equipo, estudios de caso, investigaciones y lecturas. Definitivamente tendrás que ser más productivo y aprender a trabajar bajo presión.

Experiencia: “Los alumnos se van dos semanas a España, pero llevan dos materias que son desde 9 am a 7 pm. Su agenda es bastante pensada de lunes a jueves. Tienen 60 horas de clase en 8 días y el fin de semana lo pueden dedicar para conocer la ciudad”, Deborah Dueñas (directora nacional del programa de la maestría en Dirección de Empresas IEDE de la UVM).

7. Idiomas

La comunicación en otros idiomas es una de las competencias más importantes en el mundo laboral actual. Ya sea que domines el inglés y practiques otro idioma en la maestría, o perfecciones el inglés a un nivel financiero o de negocios (en un MBA por ejemplo), esto te dará muchas tablas en un trabajo en donde necesites tener contacto con personas de otras nacionalidades (cada vez son mayores estos casos).

8. Cambia tu paradigma

Estudiar en el extranjero cambia muchas ideas o conceptos que ya dabas por sentado. Te da una perspectiva de largo plazo y trabajas de una manera a la que no estabas acostumbrado. Esto sucederá a menudo en el mundo laboral, y es necesario poder pensar de manera objetiva.

Experiencia: “Aquí en la maestría te dejan mucho más bajo tu responsabilidad. No hay lista de asistencia, simplemente está la clase, el profesor explica, si tienes dudas preguntas y el trabajo final es evaluado al final con un examen o un ensayo que vale el 100 por ciento de la calificación. No hay tareas”— Andrés Clarke (Maestría en Análisis Internacional en Políticas Públicas, Bath, Reino Unido).

Así que te recomiendo bien pensar en el país, programa, tiempo, intercambios, dinero y horarios. Si estás muy especializado en un área, es mejor que hagas la maestría sobre ese sector en particular, si quieres un panorama sobre todas las áreas de una empresa, puedes hacer un MBA. Si quieres aprender un clima de negocios totalmente diferente al nuestro, busca una con intercambios en Asia. Si tienes manejo del inglés, pero no estás listo para tomar clases tan especializadas en ese idioma, puedes buscar hacerlo en España.

Como ves, las opciones son muchas y la competencia hoy en día es brutal. Así que entre más desarrolles conocimientos específicos, estarás un paso adelante en la fila de los candidatos a reclutar.



REDES SOCIALES

9,074SeguidoresSeguir

NETWORKING

Viajar y ayudar a cambiar el mundo

A los 29 años, después de laborar durante 5 años en una empresa que prepara comida para escuelas, Bruno Pison decidió dejar su trabajo...
cambiar de trabajo

Cambiar de trabajo a los 30

¿Por qué cambia de trabajo la gente a esta edad? Las causas pueden ser múltiples, pero muchas veces la persona busca dejar atrás un...

Se busca Senior Editor / Music Programmer en Spotify

Aquí les compartimos uno de esos trabajos que no sólo parecen geniales, sino que hace unos años no habría sido posible (al menos no...